Una carta es una hermosa forma de expresar cariño, desplegar sentimientos y darle al otro una buena prueba de lo que nos pasa por dentro. Un excelente destinatario puede ser un ser querido, por tal motivo presentamos a continuación la mejor selección de cartas de feliz cumpleaños para un hijo e hija. 

Las mejores cartas de cumpleaños para una hija

1. Es tu cumpleaños y parece que ayer hubieras nacido. Hemos vivido momentos de todo tipo, has crecido y ahora eres una mujer que me llena de orgullo. No vivas este día como si fuera una jornada más. Celebra, disfruta, porque la vida es breve y muchas veces los buenos momentos no abundan. Siempre serás lo mejor que me ha pasado. Te ama con todo su corazón, papá. 

2.¡Feliz cumpleaños, hija de mi corazón! La distancia no nos permite el abrazo, los besos y los cariños; pero ya lo sabes mejor que nadie: mi amor por ti no reconoce fronteras ni barreras. Deseo que hoy seas feliz, que la alegría se multiplique y las tristezas se dividan hasta el infinito. Mereces lo mejor hoy y siempre. 

3. Una nueva vuelta al sol y una hermosa celebración. Eso es un cumpleaños: el festejo de la vida. Has crecido mi hija, pero te sigo considerando mi niña, la razón de mi existir, la que ilumina cada uno de mis días. Deseo que hoy festejes y que los problemas se hagan a un lado. Mereces el cielo y siempre haré lo posible para que vivas en él. Sigue siendo como siempre: una excepcional mujer, una encantadora hija. 

4. Feliz cumpleaños, mi pequeña. Te trajimos al mundo llenos de esperanza y hoy, luego de algunos años, puedo decir que la esperanza se ha hecho realidad. A pesar de tu corta edad muestras que eres una gran persona, compañera, respetuosa y amorosa. Como madre no puedo pedir más. Mis desvelos siempre tendrán por motivo tu felicidad. Te amo con toda mi alma, más de lo que imaginas. Y antes que corte esta pequeña carta debo decirte: el regalo que tanto deseabas hoy lo tendrás, pero mantendremos la sorpresa un poco más. 

Las mejores cartas de cumpleaños para un hijo

1. Un hijo es una bendición, una luz que lo aclara todo cuando la vida se puede poner tormentosa. Mi hijo es hoy un adulto, pero lo amo como el primer día o tal vez un poco más ¿Qué consejos poder darte? Sigue siendo un buen hombre, hónrate a ti mismo y nunca dejes de honrar a los demás. Hoy es tu cumpleaños y tendrás nuevas aventuras. El futuro es tuyo: simplemente debes creer en ti como tus padres ya lo hacen desde siempre. 

2. ¡Feliz cumpleaños, hijo! Escribo estas líneas, porque la distancia impide vernos. No sabes cuánto te extrañamos con tu padre y lo mucho que pensamos en ti. Desde aquí queremos decirte que te amamos y que te deseamos una bonita jornada. Sé tan feliz que no sepas si estás despierto o dormido. La vida ha sido muy buena con nosotros por habernos dado tu presencia y tu gran amor. Gracias por tanto y festeja a lo grande. 

3. No se cumplen años todos los días, un viejo proverbio nos regalaba esa afirmación. Hijo mío, quiero que hoy festejes, que te olvides los problemas, por lo menos en esta ocasión. Es un placer ser tu padre, porque lo único que me generas es admiración. Sigue adelante con tus sueños, hazlos realidad que desde aquí con tu madre te apoyaremos y estaremos para lo que necesites. Disfruta hoy al máximo. 

4. Que tengas un hermoso cumpleaños, hijo ¿Estás listo para la celebración? Sé que no te gustan mucho los grandes festejos, pero tal vez esta sea una buena ocasión. Reír alegra el alma y los cumpleaños pueden ser bonitos recuerdos que mañana nos sirvan como distracción. Puedes hacerle caso a tu padre, que de tan viejo algo sabio se ha vuelto. Celebra como quieras, pero realmente celebra: tu vida misma para mí es una gran bendición. 

5. ¡Que los cumplas muy feliz, hijo! Hoy no es el cumpleaños de cualquier persona, hoy festeja un nuevo año nuestro hijo ¿Estás nervioso? ¿Deseas saber cuáles regalos recibirás? En verdad te has portado muy bien, así que muchos presentes seguramente tendrás. Que hoy la felicidad sea grande para ti, gracias por hacernos crecer como padres, por dejarnos aprender de nuestros errores y llenarnos de felicidad por todo los aciertos que hayamos hecho contigo. Te amamos infinitamente. 

Cartas de feliz cumpleaños para un hijo

1. En este día, por la mañana, llegaste a mi vida para endulzarla por siempre. No puedo agradecer a Dios lo suficiente por el tesoro que me ha concedido. Hijo, siempre serás mi ángel, lleno de luz y alegría. Hoy simplemente cumples años y tu padre es la persona más feliz del mundo. Diviértete y deja de lado el estudio, por lo menos por algunas horas. Que la pases muy bien. Gracias por tanto. Te amo con toda el alma. 

2. Que los cumplas feliz, que los cumplas, hijo mío, muy feliz. Sí, llegó un nuevo día y con el mismo un cambio en la edad. No eres viejo, simplemente eres más sabio; no te has ganado una arruga nueva, sino más experiencia. Por más que pase el tiempo, siempre serás mi niño y encontraré en tu rostro uno lleno de sueños, de esperanza. Hoy recibe y olvídate de dar: ya lo has hecho lo suficiente los días restantes del año. 

3. Te escribo una carta porque muchas veces las palabras escritas expresan mejor. Hijo mío, hoy es tu cumpleaños y estoy muy emocionada. Parece que fue ayer que naciste, hoy estás cumpliendo otro año más de vida. Con tu padre nos llena de felicidad que te hayas convertido en una gran persona, un buen profesional, un ser humano sin maldad y lleno de potencial. Espero que tengas un lindo día y que todos tus sueños se hagan realidad. Los cumpleaños pueden ser hermosos puentes hacia la búsqueda de todo aquello que nos haga felices.

4. Hija de mi corazón, hoy es tu cumpleaños. El tiempo pasa y cada día te amo más. Dios me ha bendecido con tu presencia y hoy debemos celebrar un nuevo año de tu vida ¡Cuánta emoción seguramente tendrás! Que la vida sea buena para ti, es lo único que deseo. Cumple tus metas, persigue tus sueños, sigue creciendo y nunca te olvides de lo que eres: una excelente niña. Te amo con toda mi alma: hoy puedes comer todo el pastel que quieras, pero recuerda que antes tienes que soplar las velas. 

5. Hija de mi corazón, en este preciso momento tú estabas naciendo hace algunos años atrás. Te escribo esta carta, porque siempre me has dicho que te gustan mucho. Te amo con toda el alma y puedes saber que por siempre tu mami estará contigo, protegiéndote y ayudándote en todo aquello que necesites. 

Carta para una hija que cumple 15 Años

1. Sabes que no soy bueno con las palabras, perdóname si esta carta carece de sentido. Lo que pasa es que estoy conmovido porque has llegado a los 15 años. Sí, son 15 las temporadas contigo y puedo decir que soy el padre más feliz del mundo. Fuiste una niña alegre, divertida e inteligente; hoy eres una mujer, respetuosa, amorosa y llena de sueños. Quiero decirte que estaré siempre para lo que necesites. Verte de vestido hoy será realmente una alegría para mi alma y mi corazón. 

2. Feliz 15, hija de mi corazón. Hoy te veremos con un hermoso vestido, digno de la reina que eres tú. Espero que tengas el día y la noche soñada, que todo salga como tanto has esperado. Sabemos de tus ansias, conocemos tus ganas para esta celebración ¡Y no es para menos! Festeja con tus seres queridos, recibe todo el amor en esta ocasión , porque hoy eres la protagonista de semejante festejo. Papá y mamá te aman profundamente y siempre estarán contigo para lo que necesites. 

3. Feliz cumpleaños, hija de mi corazón. Te aviso que hoy estaba practicando el baile ¡Espero que le tengas paciencia a papá en estos asuntos! Deseo para ti un hermoso festejo, lleno de luces, regalos y lindos momentos. Verás: solo tienes 15 años y aún mucho que aprender, pero vive la vida de a poco porque es hermosa en todo su proceder. Espero que las risas hoy sean innumerables y realmente encuentres motivos para seguir siendo feliz. Todo lo que te haga bien para tu mamá y tu mamá es la mayor de las bendiciones. 

4. Deja mi querida hija que tus bendecidos 15 se apoderen de tu ser ¿Sabes que son 15 años? Una vida llevada con amor, sueños que esperan realizarse y un futuro hermoso sin igual. Festejaremos tus 15 años como lo mereces, porque eres la princesa de mi corazón, la primera en mi mundo y la que más importa. Dejas atrás la ternura de una niña y te abres paso hacia la gran mujer que serás. Felicidades por tus 15 años: te amo con toda mi alma y tal vez mucho más. 

5. ¡Hoy han llegado tus 15 años! Sí, para mí sigues siendo la pequeña de siempre, esa que le agradan los cuentos de hadas y la felicidad de una buena película. Pero hoy comienza una nueva etapa y queremos estar contigo en semejante transformación. Deja con suavidad la niñez y toma de a poco la adultez. El futuro es brillante para ti, será hermoso y no tendrá igual. Han pasado 15 años y sigue todo igual: aunque cambies y crezcas, papá y mamá te amarán. 

Carta para una hijo que cumple 21 años

1. Los años pasan, la vida pasa, el tiempo pasa; pero algo permanece igual: el gran amor que tengo por ti. Hijo mío, hoy cumples 21 años y ya eres todo un hombre. Te esperan buenos y malos momentos: los primeros los disfrutarás y de los segundos aprenderás. Sí, la vida puede ser agridulce, tendrá altibajos; pero no me cabe la menos duda que sabrás salir adelante. Por mi parte, tu madre siempre estará para lo que necesites: te ayudaré a crecer, que a veces duele; pero también es una hermosa aventura. 

2. ¡Feliz cumpleaños, hijo! Hoy ya no hay velas, tampoco pastel y no tuvimos que rentar juegos inflables para tus amigos y tú. Sí, has crecido y las diversiones son otras. Pero nunca te olvides de la esencia de un cumpleaños: festejar con los seres queridos, crear bonitos momentos que mañana serán los mejores recuerdos. Te deseo lo mejor en este día y también para todos los proyectos que decidas afrontar. Gracias por darme la oportunidad hace 21 años de ser tu papá, gracias por brindarme la posibilidad de crecer y aprender. 

3. ¡Que los cumplas muy feliz, hijo! Ahora con 21 años eres todo un hombre adulto. No te preocupes: papá y mamá te seguirán amando como si fuera el primer día. No temas al mundo, aunque muchas veces te someta a prueba. Ten mucha fe en lo que eres y en todas tus capacidades. Ya no eres un niño, ahora eres un hombre con sueños hermosos que se harán realidad. 

4. Aunque pasen los años, aunque las primaveras se acumulen, seguirás siendo mi pequeño ¿En qué momento has crecido tanto? ¿Cuál fue el preciso instante en que dejaste de solicitar mi ayuda? Ahora no lo recuerdo: todo parece una película demasiado rápida. Pero aquí estamos festejando tus 21 años. Eres demasiado joven y tienes toda la vida por delante. Disfruta, cree en ti, cumple tus sueños, has realidad tus metas y no te preocupes por nada más. Ya sabes que el cielo es el límite y tú lo podrás alcanzar. Mamá te ama con toda el alma, por favor, nunca lo olvides. 

5. Una nueva vuelta al sol y no es cualquier otra: has llegado a los 21 años ¿Cuáles son tus sueños? Seguramente muchos y los podrás hacer realidad ¿Cuántos proyectos y metas tienes? Sin lugar a dudas incontables y las llevarás adelante. Tu padre solo quiere tu felicidad: ahora eres un hombre recto, bueno y lleno de esperanza en su corazón. Para mí el sueño ya está cumplido; ahora te toca a ti realizarlo, superando cualquier tipo de obstáculo. 

Cartas de cumpleaños para niños

1. Hoy es tu cumpleaños número 4 ¡Feliz cumpleaños, mi dulce hijo! Cada año, en tu cumpleaños, miro todas las fotos que tengo de ti y te tengo que decir que has crecido mucho. Gracias por ser tan buena persona, un excelente compañero y el mejor estudiante de todos. Hoy te mereces el mejor de los descansos. Puedes comer rico, jugar con tus amigos y recibir todos los regalos que puedas ¿Viste cómo todo esfuerzo tiene una linda recompensa? Te amo más de lo que te imaginas. 

2. Feliz cumpleaños, mi pequeña princesa ¿Te acuerdas del gran festejo que te prometí? Pues hoy han llegado el gran día. Busca tus prendas de princesa, saca la varita mágica y hagamos realidad los hermosos cuentos de hadas que tanto te gustan. Papá será tu rey y mamá tu reina. Juntos viviremos un momento maravilloso. Te amamos mucho y festejaremos este día como el más importante de todo el año. 

3. Estoy agradecida de que Dios me haya bendecido siendo tu madre. Es hermoso verte crecer, cómo aprendes del mundo y el mundo se deja aprender. No me cabe la menor duda de que serás un gran hombre, pero hoy eres un pequeño, un niño que seguiremos criando con toda nuestra ternura, amor y comprensión. Porque aunque no lo sepas y tal vez esta carta la entiendas dentro de unos años: nos has enseñado a crecer como padres y ese es el mejor regalo que nos has hecho. Te amamos mucho. Hoy festejaremos tu cumpleaños con todo lo que te gusta a ti: películas, amigos y comida deliciosa. 

4. Amo tu curiosidad y tu sed de aprendizaje. Siempre responderé a tus preguntas y cuando no estén a mi alcance te ayudaré a encontrar las respuestas ¡Feliz cumpleaños, mi cielo! ¡Feliz cumpleaños el príncipe de mi corazón! Eres un pequeño gigante, que admiro con todo mi corazón. Tendrás una jornada hermosa rodeado de todos aquellos que te aman, de los regalos más bonitos y los momentos más bellos. Papá te ama, por favor, nunca lo olvides. 

5. Feliz cumpleaños, mi pequeña. Aún no tienes la edad para leer esta carta, pero dentro de poco la entenderás. Utilizó estas palabras para poder decirte lo mucho que te amo. Eres una pequeña llena de alegría, curiosidad y aprendes tan rápido, que no puedo dejar de maravillarme. Gracias por tanto.